El Origen de la Pizza con Piña

La pizza con piña, también conocida como «pizza hawaiana», es una de las variedades más polémicas y debatidas en el mundo de la gastronomía. Para algunos, es una deliciosa combinación de dulce y salado; para otros, es una aberración culinaria que nunca debería haber existido. Pero, ¿cuál es la verdadera historia detrás de esta controversial pizza? Vamos a explorarlo.

Los Primeros Días de la Pizza

La pizza tiene sus raíces en la antigua Grecia y Roma, donde se horneaban panes planos con diversos ingredientes. Sin embargo, la pizza tal como la conocemos hoy en día se originó en Nápoles, Italia, en el siglo XVIII. Esta versión incluía una base de pan, salsa de tomate y queso, y rápidamente se convirtió en un alimento popular entre los napolitanos.

La Introducción de la Piña

La historia de la pizza con piña no comienza en Italia, sino en Canadá, y más específicamente en la pequeña ciudad de Chatham, Ontario. En 1962, un restaurador griego llamado Sam Panopoulos decidió experimentar con su menú de pizzas en el restaurante Satellite. Inspirado por la popularidad de los platos dulces y agridulces que había probado en su juventud, Panopoulos decidió añadir piña enlatada a una pizza con jamón.

La combinación fue inicialmente una prueba arriesgada, pero pronto ganó popularidad entre los clientes del restaurante. Panopoulos nombró a esta creación «pizza hawaiana» debido a la marca de piñas enlatadas que utilizó, que era «Hawaiian». Así nació la pizza con piña, un platillo que ha generado amor y odio en igual medida desde entonces.

La Controversia

La pizza hawaiana ha sido objeto de debates interminables. Los puristas de la pizza argumentan que la piña no tiene lugar en una pizza tradicional. Incluso figuras prominentes como el chef Gordon Ramsay han expresado su desagrado por esta combinación. Sin embargo, otros, incluyendo al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, han salido en defensa de la pizza con piña, argumentando que es una deliciosa expresión de creatividad culinaria.

La Expansión Global

A pesar de la controversia, la pizza con piña se ha convertido en un fenómeno global. Ha sido adoptada y adaptada en muchos países, y se encuentra en los menús de pizzerías de todo el mundo. En algunos lugares, incluso se le han añadido otros ingredientes, como jalapeños o pollo, para crear nuevas variantes que satisfacen diferentes paladares.

Conclusión

La pizza con piña es un testimonio de cómo la cocina evoluciona y se adapta a los gustos cambiantes de la gente. Aunque su origen en Canadá puede sorprender a algunos, lo que no sorprende es cómo ha desafiado las convenciones culinarias y ha creado un debate tan apasionado. Ya sea que la ames o la odies, la pizza con piña ha asegurado su lugar en la historia de la gastronomía como una de las combinaciones más intrigantes y controvertidas jamás creadas.